Warning: Use of undefined constant ‘WP_DEBUG’ - assumed '‘WP_DEBUG’' (this will throw an Error in a future version of PHP) in /homepages/29/d671441700/htdocs/app671504532/wp-config.php on line 3

Warning: "continue" targeting switch is equivalent to "break". Did you mean to use "continue 2"? in /homepages/29/d671441700/htdocs/app671504532/wp-content/plugins/revslider/includes/operations.class.php on line 2416

Warning: "continue" targeting switch is equivalent to "break". Did you mean to use "continue 2"? in /homepages/29/d671441700/htdocs/app671504532/wp-content/plugins/revslider/includes/operations.class.php on line 2420

Warning: "continue" targeting switch is equivalent to "break". Did you mean to use "continue 2"? in /homepages/29/d671441700/htdocs/app671504532/wp-content/plugins/revslider/includes/output.class.php on line 3463

Warning: session_start(): Cannot start session when headers already sent in /homepages/29/d671441700/htdocs/app671504532/wp-content/plugins/unyson/framework/includes/hooks.php on line 258
creativoandisol, autor en Solenergetica
  • Horarios de Atención: Lun - Sab 8:00 - 19:00
Cl 46 4-104 L201 Montería, Córdoba

Autor: creativoandisol

29 posts

En cinco entregas te explicaremos cómo. En esta introducción conocerás los elementos básicos de un kit de energía solar. Próximamente entraremos en detalle.

Distintos motivos pueden llevar a una persona a pensar en el uso de energías alternativas, limpias, renovables, o como más le guste llamarlas. El costo de la electricidad domiciliaria puede ser muy alto, los cortes en el suministro frecuentes o tal vez lo que se busque es la independencia energética.

Iniciarse en la energía solar es mucho más accesible de lo que se pueda pensar, tanto a nivel económico como técnico. Un pequeño kit para principiantes oscila los 200-300 dólares y su armado y puesta en funcionamiento son muy sencillos.

Vamos a dedicar esta introducción a la descripción de las partes que componen un kit de energía solar fotovoltaica, teniendo en cuenta un sistema súper básico para alimentar pequeños consumos, como un par de lámparas led, algún ventilador a 12 voltios o la carga de teléfonos celulares. Con el correr de las lecciones trabajaremos sobre la generación y almacenamiento de energía para alimentar cargas más pesadas como heladeras, televisores, ventiladores de pie o techo y otros electrodomésticos de uso diario.

El Sol se encuentra a aproximadamente 150 millones de kilómetros. Es la estrella más cercana a la Tierra. Teniendo en cuenta que la Luna está aproximadamente a 400 mil kilómetros, el Sol se halla a una distancia enorme, pero aun así sus rayos alcanzan la Tierra con mucha fuerza. En cuanto a su volumen, es 1.300.000 veces más grande que la Tierra, pero no así su masa, dado que debido a sus altas temperaturas, las capas exteriores del Sol se encuentran en formato gaseoso y es más el volumen a la vista que su masa.

Los paneles solares son el corazón de un sistema de energía solar fotovoltaica. Ellos se encargan de colectar la luz solar y transformarla en energía eléctrica. Los hay de distintas capacidades de producción, debido a su tamaño, a sus materiales y a su eficiencia. En la próxima entrega veremos en detalle cómo están compuestos y todo lo necesario para entender su funcionamiento.

Los reguladores funcionan como el cerebro de nuestro sistema de energía solar fotovoltaica. Ellos reciben la corriente continua desde los paneles y la regulan para que no supere los valores de salida establecidos. La carga de las baterías depende estrictamente de la energía que brinde el regulador, al igual que los dispositivos que queramos conectar.

Los hay de distintas capacidades, tamaños, marcas, modelos, etc., pero lo que comparten todos es que tienen una entrada para el panel solar o los paneles que hayamos conectado, una salida para cargar la batería y una salida para los dispositivos que conectemos, siempre respetando el voltaje y el amperaje que nuestro sistema puede brindar. Si algunos términos te resultan extraños o no sabes de qué se tratan, no te preocupes, vamos a describirlos uno por uno y todas tus dudas serán aclaradas. ¡Recién estamos comenzando, pero su conocimiento en el tema es mucho mayor que hace unos minutos!

El inversor de corriente cumple con la función de elevar la tensión desde los 12 voltios que ofrece nuestro sistema hasta los 220/110 voltios, según el país en el que nos encontremos. Nos ofrece la posibilidad de conectar aparatos de bajo o medio consumo, dependiendo de la cantidad de watts que puedan entregar nuestras baterías y la cantidad que pueda tolerar el inversor. En la próxima entrega desarrollaremos el tema con imágenes muy claras y algunos videos de apoyo.

En La Guajira se podría generar la energía que consume toda Colombia, según afirmó este año en Riohacha el ministro del Medio Ambiente Luis Gilberto Murillo, quien fue uno de los invitados del Primer Encuentro Internacional de Energías Alternativas que se llevó a cabo en esta capital.

«Esto pasaría si nos lo propusiéramos y se superan las barreras que existen», enfatizó el funcionario, quien especificó que este departamento dobla la oferta en energías alternativas a la que tiene el resto de Suramérica e incluso de otros países del mundo.

En consistencia con lo anterior y según un informe del Centro de Pensamiento Guajira360, el Atlas de Energía Eólica de Colombia, resalta que La intensidad de los vientos en la Alta Guajira convierte a la subregión en óptima para la generación energética.

Sus vientos alcanzan rangos entre los 5 m/s y 11 m/s durante todo el año, donde el mínimo permitido para estos fines es de 5 m/s.11 En complemento, el territorio cuenta con una experiencia probada y exitosa en este sector. Desde el año 2004 en el municipio de Uribia se encuentra en operación el Parque Eólico Jepírachi con una capacidad de 19 MW (megavatios), propiedad de Empresas Públicas de Medellín (EPM). Para el 2020 se tiene previsto la entrada de nuevos actores en el proceso de generación de energía eólica a mayor escala.
  
Una de esas barreras de las que habla el minambiente abarca el tema de regulación, en el cual, según funcionario se está trabajando ya que hay siete proyectos específicos que se han presentado a la Autoridad Nacional de Licencias Ambientales Anla para generar energía eólica y solar en La Guajira.

«Las iniciativas son de empresas muy importantes, incluso con capital externo, que suman entre 1.800 y 2.000 megavatios que serían generados desde esta región del país», explicó Murillo.

Otro de los inconvenientes es el que tiene que ver con la infraestructura porque se tendrían que instalar líneas de interconexión para que la energía salga y se distribuya.

Las financieras, según el funcionario, son fácilmente de superar «porque la tecnología ha ido avanzando y estas energías ya no son tas costosas de generar».

Para  el ministro, el tema de equidad también es importante, «para evitar malos ejemplos de proyectos en los que se genera energía y las comunidades no la tienen».

Dice que es una enorme oportunidad para La Guajira que le puede dar ejemplo al país, pero que se tiene que pensar en un esquema donde las comunidades, los municipios y el departamento puedan participar de manera justa.

Guajira360 asegura que de acuerdo al plan de expansión de generación de energía eólica diseñado por la UPME, se estima que en los próximos 5 años La Guajira aporte el 13% de la energía en la matriz de generación nacional, con una producción posible de 3.131 MW.

“Por sus perspectivas hacia el futuro en esta industria, es la joya de la corona. Con la aprobación y aplicación de la Ley 1715 de 2014, que regula la integración de las energías renovables no convencionales al Sistema Energético Nacional, se vienen creando incentivos para los inversionistas, que han incrementado las expectativas en el departamento en este sector”, indica el director del Centro de Pensamiento, Cesar Arismendi.

Agrega que de acuerdo a la UPME, en La Guajira se llevarán a cabo 9 proyectos nuevos con capacidad para generar 1.160 MW, (Ver tabla 2). ISAGEN es la empresa con el proyecto de mayor generación, el cual se localizaría en el municipio de Maicao con el Parque Eólico Guajira II el cual generará 376 megavatios , es decir, el 32.4% de los proyectos autorizados.

Para el Centro de Pensamiento otra de las barreras que se deben superar es  la inestabilidad política que ha vivido el departamento sumada a la falta de planes de gobiernos locales con énfasis en el sector. Ello genera un factor de riesgo en los procesos adelantados con los ejecutores de los proyectos eólicos.

En La Guajira benefician las comunidades con energía solar. El departamento de La Guajira ya da ejemplo en el uso de energías alternativas, sobre todo la solar, según afirmó el director de Corpoguajira, Luis Medina Toro.

Una muestra de esto es el proyecto que se ejecutó por parte de esta entidad en ocho comunidades wayuu de Riohacha, en las que se instaló un sistema para el suministro de agua potable a través de la perforación de pozos y la instalación de una bomba sumergible que funciona con energía solar, además de tanques elevados con redes para distribución a las rancherías.

«Esto conmueve, porque el agua es algo que anhelan estas comunidades y es muy satisfactorio llegar con estos proyectos para suministrárselas», manifestó el funcionario.

El costo del proyecto aprobado por la Ocad fue de $2.100 millones provenientes de regalías y fue llevado a cabo en conjunto con la administración distrital de Riohacha.

 
 

La empresa estudia la creación de áreas encargadas de investigación y desarrollo de proyectos, entre ellos los de generación alternativa con paneles solares. 

La electrificadora del Huila cumple 70 años. Su gerente, Hernando Ruiz, habló con Portafolio acerca de la situación de la empresa y de sus planes para llevar fluido de energía a los municipios más alejados del departamento.

¿Cómo está el Huila en electricidad en la zona rural y qué planes hay para mejorar la cobertura? 

El Huila es uno de los departamentos con mejor cobertura en la zona rural en el país. En este momento, la zona rural tiene una cobertura del 92%. Significa que tenemos todavía una tarea por cumplir que estamos enfocando básicamente con una estrategia de formulación de proyectos en coordinación con las alcaldías, con algunas empresas del sector, para presentar a la UPME y al Ministerio de Minas proyectos financiados por el Fondo a la Asistencia de la Electrificación Rural. Estamos avanzando para ampliar la cobertura de electrificación rural en Suaza, San Agustín, Palestina y Acevedo. También lo haremos en Saladoblanco, Aipe y, un poco después, en la zona rural de Neiva, para llegar al 100%. 

¿Ese 8% que falta es muy lejano y difícil el acceso? 

Sí. La electrificación rural tiene una característica y es que cada vez están más lejos las comunidades a atender. Entonces, la gente siempre está haciendo fincas más dentro de la montaña o más arriba. En la medida en que las familias crecen, los hijos empiezan a reclamar una tierra propia. Así que cada vez los proyectos convencionales, como los que tradicionalmente hemos vendido, salen más costosos desde el punto de vista de la solución por familia. Hay zonas rurales apartadas donde el costo de llevarles la energía es de $30 millones por familia, cuando el promedio nacional es de $10 millones. Si la solución energética está muy distante, utilizamos otro fondo que ya tenemos en Huila para solución solar en Villavieja. Son 159 familias en un proyecto de $3.600 millones con recursos oficiales del FAZNI, Fondo de Asistencia para Zonas no Interconectadas.

¿Qué se está haciendo en renovación de redes eléctricas? 

Es un problema nacional por la obsolescencia del cableado y las grandes distancias. Además, el Huila es muy rural y de áreas dispersas. Tenemos herencia de una postería en madera absolutamente arcaica, que además conlleva riesgos y la estamos reemplazando. En la zona rural la postería de madera es un 60%, inclusive hay centros urbanos con ella. Igualmente, trabajamos en cambiar el cableado por uno ecológico, que vale casi cuatro veces más que el actual. Estamos dedicando anualmente unos $7.000 millones a la sustitución de cable. 

¿El hecho de que Huila tenga dos grandes represas generadoras de energía (Betania y El Quimbo), beneficia a los usuarios en la tarifa?
 

En realidad, el Huila no tiene dos represas, las tiene Emgesa. Están aquí, pero no son del departamento ni de ElectroHuila. Es como decir que el petróleo que saca Hocol o alguna de estas firmas, es del Huila. Emgesa produce energía aprovechando esos dos embalses, pero nos la vende como cualquier otro generador. La región recibe regalías. 

Los usuarios también se quejan del costo de tarifa. ¿Es alto el del Huila?
 

Según XM, operador del Sistema Interconectado Nacional y administrador del mercado de energía mayorista de Colombia, de las 24 distribuidoras de energía en el país reportadas, ElectroHuila está ubicada entre el octavo y décimo puesto de menor a mayor tarifa.

¿De qué magnitud son las conexiones piratas? 

Estamos por encima del promedio nacional, que es de 12%. Tenemos el 13,83%. Estas pérdidas son producidas por fraude y conexiones ilegales. El objetivo de este año es bajarlo a 13,52%, y a la vuelta de unos años bordear el 10%. 

¿Cómo es el estado de la cartera? 

Los huilenses son los mejores pagadores del país en materia de energía eléctrica. Sin embargo, estamos siempre trabajando en justificarle al usuario esa buena voluntad de pago por la vía de calidad del servicio. 

Usted habló de un proyecto de energía solar en el desierto La Tatacoa, ¿están pensando en energía alternativa? 

Totalmente. Le he presentado a la junta directiva una propuesta de reestructuración orgánica de la entidad, en donde les estoy pidiendo básicamente que construyamos unas nuevas áreas dentro de ElectroHuila encargadas únicamente de investigación y desarrollo de nuevos proyectos, entre los cuales el más importante es el de empezar a generar, aprovechando energía solar y biomasa, no tanto la eólica; además para facilitar que haya proyectos de autogeneración. 

¿La empresa está pensando en proyectos de generación hidráulica? 

Ojalá pudiéramos generar y usufructuar ese potencial hidroeléctrico. Hay un estudio sobre once cuencas y micro-cuencas con análisis de flujo de caudales y nos da para que, aprovechando mínimamente esas caídas de agua con producción a filo de agua y no con embalses, el Huila podría generar tanta energía como la que se saca de El Quimbo, y esa energía sí sería nuestra. Se podría dar una asociación departamento-municipios y 
ElectroHuila para hacer pequeñas centrales hidroeléctricas en la región. 

Hay una reacción social muy fuerte al hecho de tocar el agua para generar energía, así el proyecto sea a filo de agua, y por ello no haya ningún deterioro; por el contrario, se oxigena más. Esta reacción social ha impedido que ElectroHuila y la región en su conjunto gocen de ese potencial hidroeléctrico, que es una de las fortalezas que tenemos, y que en otros departamentos como Antioquia, por ejemplo, ha sido la razón de su desarrollo industrial.

Aunque la Ley 1715 de 2014 que incentiva el uso de fuentes energéticas no convencionales no está bien reglamentada, algunas empresas en Antioquia ya le están apuntando a la instalación de paneles solares para reducir el consumo de electricidad.

En Medellín, por ejemplo, Estra que se dedica a la producción de elementos plásticos, o Bosi con su fabricación de calzado y accesorios, son algunas de las compañias que ya cuentan en sus instalaciones con paneles fotovoltáicos para reducir lo que gastan de energía en su operación.

Ahorro de energía

En el caso de Bosi, la empresa afirmó que ha podido reducir en un 40 por ciento el consumo convencional energético gracias a los paneles que instalaron en el techo de su planta de producción en el municipio de Itagüí.

De igual modo, el grupo Nutresa instaló una planta solar de 17.000 metros cuadrados que, aunque aún no ha entrado en operación, se calcula que podría suplir el 15 por ciento de la energía usada por esta industria.

Por su parte, los paneles solares que instalaron en Estra, fabricados por la empresa Erco, apenas pueden cubrir el tres por ciento del consumo energético. No obstante, debido a los procesos que lleva a cabo esta compañía, es más significativo que tomen la iniciativa de responsabilidad ambiental.

“Con la capacidad instalada podemos operar tres de las 22 máquinas inyectoras que tenemos. En términos prácticos se podría decir que con energía solar producimos 30 toneladas de plásticos, de las 450 que elaboramos al mes”, explicó Marcos Martínez, director de Proyectos de Estra.

Aunque en realidad la fábrica no tiene forma de saber qué alimentan con los paneles solares, si las máquinas, la iluminación en las oficinas o las computadoras de los empleados, sí se puede determinar que el ahorro al año es de 140.000 Kw/h.

Responsabilidad ambiental

Carlos Andrés Arredondo, docente del programa de ingeniería en energía de la Universidad de Medellín, calificó como loable lo que están haciendo estas empresas en materia de responsabilidad con el medio ambiente.

“La producción energética nacional depende en un 65 por ciento de hidroeléctricas. Hay que diversificar la canasta de alternativas, porque si no nos enfrentaremos a situaciones como los apagones ocasionados por el fenómeno del Niño”, expresó Arrendondo.

El docente señaló que, aunque los costos de fabricación de los paneles solares pueden ser elevados, a largo plazo la inversión retorna porque su vida útil supera los 20 años y su fuente de energía es inagotable.

Actualmente, EPM posee el 40 por ciento de las acciones de la compañía Erco, líder en instalaciones fotovoltáicas.

La Unidad de Planeación Minero Energética (Upme) expidió la reglamentación para aplicar el incentivo tributario a los proyectos de eficiencia energética que estableció la reforma tributaria de 2016.

La Upme, entidad que hace parte del Ministerio de Minas y Energía, expidió esta semana la reglamentación para excluir del IVA la compra de elementos, equipos y maquinaria tanto nacional como importada que utilicen las empresas para proyectos de eficiencia energética, tal como lo establece la reforma tributaria aprobada en diciembre.

De acuerdo con la entidad, las empresas interesadas en beneficiarse de esta exención tendrán que tramitar su solicitud ante la Upme, quien les entregará un concepto técnico, para llevar a cabo el proceso en la Autoridad Nacional de Licencias Ambientales (Anla) que será la entidad encargada de la certificación de beneficio ambiental con la que finalmente se podrá acceder al beneficio.

El ministro de Minas, Germán Arce, señaló que “con esta iniciativa promovemos el uso racional y eficiente de la energía, que contribuya a asegurar el abastecimiento energético pleno y oportuno, la competitividad de la economía colombiana, la protección al consumidor y la promoción del uso de energías sostenibles”.

La Upme espera que el nuevo incentivo tributario promueva la creación de proyectos dentro de los sectores residencial, industria, terciario y transporte que a su vez lleven al uso de vehículos con cero y bajas emisiones, así como mejorar la combustión industrial, las edificaciones eficientes en energía, la iluminación LED y los sistemas de gestión de la energía.

Ricardo Ramírez, director encargado de la Upme, pidió a las empresas “presentar sus proyectos para seguir incrementando la productividad y competitividad del país, de la mano de un desarrollo sostenible que contribuya a alcanzar las metas de Colombia ante el Acuerdo de París”.

Antes de finalizar el año, podría quedar lista la regulación para la generación y distribución de energía solar en el país. El anuncio lo hizo la Viceministra de Energía en su visita a Medellín.

En este último trimestre del 2017, la Comisión de Regulación de Energía y Gas, y el Gobierno, podrían dar aprobación para la masificación de pequeños proyectos de autogeneración de este tipo de energía.

EPM ya viene trabajando en la construcción de una planta de energía solar y la generación distribuida, es decir, el montaje de paneles solares.

EPM ha estudiado zonas para la generación de energía solar

En Antioquia, Epm tiene identificadas 28 mil viviendas donde la instalación de paneles solares podría resolver la falta de fluido eléctrico.

Actualmente, Colombia produce menos del 5 % de la energía por medio de paneles solares.

Gobernación, Emcali, academia y privados, con proyectos para producción de electricidad.

Crear una empresa pública de energía, universitarios de más de una decena de países que acondicionaron una ‘comunidad solar, la instalación en Yumbo de la mayor planta fotovoltaica del país y más hogares en el oriente de la capital del Valle que tienen el Sol como su base energética.

 
 

Son ejemplos de las iniciativas en desarrollo para la generación de energía en el Valle del Cauca, apuestas del sector público y privado, diferentes a la generación a partir de hidroeléctricas.

El más reciente paso lo dio la Asamblea del Valle donde en primer debate se aprobaron facultades para que la gobernadora Dilian Francisca Toro constituya, con un socio estratégico, la Empresa de Energía Pública del Valle.

El diputado ponente, Manuel Torres, expresó que será una sociedad de economía mixta. “Nos referimos a la energía solar, a la que tiene que ver con el mar, con la que generan los residuos del bagazo y todo lo que tenga que ver con renovables”, anotó. 

Una vez sancionado por la Gobernadora se debe iniciar la consecución de socios privados y forma de asociación. El departamento tendría el 51 por ciento.

Atender la creciente demanda y cubrir zonas apartadas con la incorporación de fuentes renovables como la solar, eólica y biomasa y disminuir la dependencia del departamento de la energía generada en otras partes del país son tareas.

En Yumbo, está en ejecución el complejo Celsia Solar, presentada como la planta de generación de energía fotovoltaica más grande de Colombia, con 35.000 módulos solares. Se estima una inversión de 33.000 millones de pesos. Ocupa un área de 18 hectáreas.

Julián Cadavid, del área de Transmisión y Distribución de Celsia -empresa del Grupo Argos, que adelanta el proyecto- indicó que se espera que esté en operación en el tercer trimestre de este año. Su capacidad será de 9.9 MW para abastecer unas 8.000 familias. 

Otro proyecto de Celsia va de la mano de la Universidad Autónoma de Occidente, en el sur de Cali, para ampliar la generación fotovoltaica con el que cuenta ese campus universitario.

Son 1.546 módulos instalados con la ampliación pasando su capacidad de generación de 150 a 402 kWp (kilovatios hora pico) y pasa del 5 al 14,8 por ciento de la atención de la demanda.

Y la academia hace su aporte. El profesor Julien Wist, investigador en la Universidad del Valle, destaca que “Colombia tiene una enorme oportunidad y una tarea pendiente. Una oportunidad porque es fácil imaginarse a una Colombia energéticamente autónoma usando recursos renovables. Una tarea pendiente, porque no ha arrancado aún la revolución solar en el país”…

Y señala que por ello se hizo el Decatlón Solar 2015 que se llevó a cabo en el campus de Univalle en Cali, y una nueva edición se realizará en junio de 2018 en el mismo lugar.

Es una competencia académica internacional en la que 20 equipos con 20 integrantes cada uno deben diseñar y construir cada uno vivienda atendiendo 10 pruebas, una de ellas la autosuficiencia energética con el sol como fuente.

Univalle junto con la Gobernación financian un Laboratorio Urbano Rural y Regional que estará al lado de la villa solar.

Además, Univalle participa en la convocatoria Colombia Científica de Colciencias en el nodo energía sobre microrredes, que permitiría llevar energía a lugares de difícil acceso.

Proyectos de Emcali

Voceros indicaron que este año se espera aumentar de 5 a 55 los hogares de sectores populares abastecidos con energía fotovoltaica, proyecto que hace dos años se adelanta en Potrero Grande, del Distrito de Aguablanca, en el oriente de Cali. 

Y en el predio Salento, en Mulaló (Yumbo) se tendría una granja solar. “La capacidad objetivo es de 70 megavatios y primer tramo será de 10 megavatios y una inversión inicial de diez millones de dólares”, se indicó. 

Generación a partir de aceite de cocina de los hogares, que cada tiempo se debe recoger de las redes de alcantarillado, resíduos de la poda de árboles que afectan las redes eléctricas y el lodo que resulta de las plantas de potabilización ded agua, aparecen entre posibles fuentes de plantas en estudio.

La economía colaborativa llega a las renovables. Miles de familias alemanas producen energía y la comparten a través de un sistema digitalizado

Un programa de la televisión llamó la atención de Karsten Kaddat, un joven electricista del norte de Alemania el año pasado. Explicaba que cualquiera podía conseguir energía verde gratis para consumir en su casa. Intrigado Kaddat corrió a Google y acabó sumándose a la comunidad en la que miles de alemanes comparten la energía que producen en sus casas con paneles solares. Cuando a uno se le acaba la electricidad que ha almacenado en sus baterías, tira de la bolsa común donde el resto cede la que le sobra. Desde enero de este año, la factura de la electricidad de la familia Kaddat ascienda a cero euros. “Cuando les cuento a mis compañeros de trabajo que no pagamos nada por la electricidad, se quedan con la boca abierta”, se ríe Kaddat café en mano, en el porche de su chalet, cerca de la frontera con Polonia.

La comunidad energética de Kaddat es la prueba de que la economía colaborativa ha alcanzado a la electricidad, pero también de que la digitalización y la descentralización de la energía son fenómenos imparables, al menos en Alemania. Convertir a los consumidores en productores y proveedores de energía y conectarlos para que compartan la energía es algo así como el uber del sector eléctrico, piensan en Sonnen, la empresa que ha dado a luz el invento que empieza a replicarse en países como Australia e Italia.

 “Estamos en plena revolución. En este país tenemos más de un millón y medio de productores privados de energía solar. No dejan de aparecer iniciativas de energía ciudadana, mientras las plataformas digitales para intercambiar kilowatios abren posibilidades impensables hasta hace muy poco”, explica Jens Weinmann especialista en el sector energético de la escuela de negocios ESMT de Berlín y autor de La revolución descentralizada de la Energía. Weinmann habla de cómo cada vez más alemanes se sienten orgullosos de producir su propia electricidad y de cómo proliferan las cooperativas energéticas.

Cerca de 6.000 personas repartidas por toda Alemania forman parte de la comunidad a la que pertenece Kaddat y que les permite disfrutar de electricidad gratis todo el año. Antes, eso sí, antes deben hacer una inversión inicial -3.600 euros por batería además de los paneles. A cambio, Kaddat por ejemplo se ahorra unos 1.500 euros al año en la factura de la luz. El joven electricista saca el móvil y abre una aplicación desde la que controla el consumo de su casa. Allí puede ver cuánto chupa de sus paneles y cuánto de la comunidad, cuánto está gastando y cuáles son las previsiones del tiempo en los próximos siete días, y por lo tanto cuánto va a producir. Él tiene el control sobre lo que produce y lo que consume.

Sonnen es una joven empresa alemana líder mundial en baterías capaces de almacenar energía renovable. Empezaron fabricándolas en 2010, cinco años antes de que Tesla presentara la suya. Eran unos trastos enormes, que siete años más tarde son unas cajitas blancas de diseño, poco más grandes que un ordenador de mesa. Desde el primer momento, las baterías se conectaron a Internet, lo que a la empresa le permitió tener información de los hábitos de consumo de los clientes en tiempo real. Así se dieron cuenta que de forma individual no, pero que agregadas, las familias producían más de lo que consumían. En 2015, empezaron a conectar a unos hogares con otros para que pudieran compartir su energía. El año pasado decidieron dar un paso más. Comprendieron que gracias al almacenamiento de energía tenían capacidad de contribuir a estabilizar la red de las grandes compañías, que a cambio les pagan por su servicio. Esos ingresos les permiten ofrecer la tarifa plana de cero euros.

Transformación digital

“Estamos asistiendo a la transformación digital de la energía”, defiende Christoph Ostermann, CEO de Sonnen en el cuartel general corporativo, situado en Wildpoldsried, un pequeño pueblo bávaro. Su empresa crece a un ritmo vertiginoso. Empezaron en un garaje con cinco personas hace siete años y hoy son 330 trabajadores repartidos por el mundo. Ahora tienen 50 nuevos puestos por cubrir solo en Alemania. Inversores de medio mundo se han fijado en ellos. General Electric les ayuda ahora a penetrar el mercado estadounidense. “Las renovables se han vuelto competitivas y ya son imparables”, piensa Ostermann. Prueba de su creciente competitividad es que las grandes eléctricas alemanas E.ON y RWE han abierto líneas de producción limpia, diferenciadas de las tradicionales o sucias.

Según los cálculos que maneja Sonnen, las renovables solo pueden crecer en Alemania, un país al que le queda un buen trecho para cumplir con el compromiso de cambio climático de París y al que el Gobierno ha embarcado en una transformación energética que pasa por el cierre de las nucleares y el avance de la producción limpia -60% en 2050. Eso implica para empezar una mayor volatilidad en la red y por lo tanto más oportunidades para estabilizadores como Sonnen. Pero además, en 2020 se acabará en Alemania el precio fijo que por ley se ofrece a los productores verdes que venden sus kilowatios a la red. Entonces será cuando mucha gente, piensan en Sonnen, comparará baterías para poder acumular la energía que les sobre.

Mientras, en la sala de producción de Sonnen en Wildpoldsried los operarios engarzan cables en las baterías de litio. Trabajan frente a un ventanal desde el que se divisan prados bávaros de un verde luminoso. Hoy hace un día espectacular; el sol pega fuerte y los marcadores digitales muestran un pico de producción que será convenientemente almacenado en las cajitas blancas desperdigadas ya por medio planeta.

Los instalaron en los techos de dos estaciones sobre la Av. 9 de Julio y generarán energía equivalente al consumo de 190 hogares por año. Es la mayor instalación solar de la Ciudad, después de la que funciona en el Ministerio de Ciencia.

En todo el mundo, las ciudades están empezando a generar energía eléctrica a partir de paneles fotovoltaicos en techos de edificios públicos, estacionamientos de autos y paradas de buses. En Buenos Aires, comenzaron a colocar paneles en dos estaciones del Metrobus la Avenida 9 de Julio, con la idea de «generar energía limpia y gratuita que se volcará al consumo de la Ciudad», comentó Eduardo Macchiavelli, ministro de Ambiente y Espacio Público porteño.

Inicialmente, fueron colocados 164 paneles de 240 Watts en la estación Obelisco Sur, y están siendo colocados otros tantos en la estación Obelisco Norte, que producirán durante 30 años la energía equivalente al consumo anual de 190 familias tipo.

Se calcula que estas dos estaciones generarán 110.000 kW por año de energía que se inyectará directamente al sistema eléctrico de la Ciudad Autónoma. El proyecto se utilizará como prueba piloto en el marco de la Ley de Energía Distribuida que está siendo debatido en el Congreso. La normativa promueve que empresas y ciudadanos que generen energía de fuentes renovables puedan volcarla a la red, obteniendo ingresos o un descuento en sus facturas por el servicio eléctrico; algo que ya es posible en provincias como Santa Fe y Salta.
Dada la matriz energética argentina, que actualmente emite más de 400 gramos de CO2 por kWh (principalmente por la combustión de gas importado para generar electricidad), esta instalación evitará la emisión de 44 Toneladas anuales de CO2, el principal gas de efecto invernadero. Esto equivale a sacar de circulación 276 autos nafteros por un año, o a reemplazar más de 46.000 bombitas incandescentes por lámparas de bajo consumo LED.

La inversión en este proyecto es de $ 3.156.698 por parador (incluyendo todos los repuestos para la vida útil del funcionamiento de 30 años) y la instalación fue realizada por la empresa Sustentator Energías Renovables. La firma ha realizado un centenar de instalaciones solares en todo el país y fue una de las responsables de poner en marcha el parque solar Inés Indart de 400 kilowatts (1540 paneles) en el partido bonaerense de Salto, como parte del programa provincial de energía distribuída (Proinged).

 

Los paneles, importados de Italia, son de doble vidrio y tienen por finalidad dejar pasar la luz solar para lograr una integración con la estética de las estaciones del Metrobús y generar, a la vez, conciencia en los usuarios y vecinos respecto de la sustentabilidad y la utilización de las energías renovables.

La instalación no cuenta, por el momento, con capacidad de almacenamiento de la energía generada durante el día, dado que «las baterías de litio son actualmente muy costosas y deberían cambiarse al menos tres veces durante la vida útil del sistema», explicó Rodrigo Herrera Vegas, fundador de Sustentator. «Como las estaciones del Metrobus ya están conectadas a la red eléctrica, no tiene sentido almacenar la energía para devolverla a la noche, y se optó por aprovecharla directamente en la red».

El objetivo es, en un futuro, extender los paneles a las 17 paradas de Metrobus sobre la 9 de Julio y de este modo (asumiendo que estén libres de sombras de edificios y árboles), se generarían 805 MWh (megawatt/hora) anuales. «Muchas, pero no todas las estaciones de colectivos y del Metrobus tienen condiciones óptimas para aprovechar la energía solar, dado que se debe contar con una superficie disponible, libre de sombra y conectada al sistema eléctrico», destacó Herrera Vegas. La tendencia es que las ciudades aprovechen cada vez más esta oportunidad de generar energía limpia y gratuita, cercana a los puntos de consumo.

Através de un proceso alterno, pero a la vez complementario, las energías renovables entran a la matriz de generación eléctrica no solo para hacer más confiable el Sistema Interconectado Nacional (SIN), sino de paso para convertirlo en uno más competitivo desde el punto de vista costo-beneficio para el usuario final.
En esta conclusión coincidieron Jason Bordoff, actual director del Columbia University’s Center on Global Energy Policy (exasesor del presidente Barack Obama en política energética) y Lasse-Morten Vannebo, Deputy Director’s Norweigian Ministry of Petroleum and Energy, quienes en diálogo con Portafolio, no solo explicaron los beneficios de las energías no convencionales para la generación eléctrica, sino que de paso precisaron cómo debían ser sincronizadas en la matriz. 

Ambos conferencistas hicieron parte de la agenda académica del Congreso de la Asociación Colombiana de Generadores de Energía Eléctrica (Acolgen), evento que se realizó ayer en la ciudad de Bogotá y tuvo como eje central la sostenibilidad del SIN, con la inclusión de las energías renovables, como piezas clave, para hacerla más rentable y eficiente, en toda la cadena.

‘ANTE EL CALENTAMIENTO GLOBAL, ESTAS ENERGÍAS COMPETIRÁN POR SÍ SOLAS’, ​Jason Bardoff, director del Columbia University’s Center on Global Energy Policy

¿Por qué las energías renovables deben hacer parte de la matriz?

Como está sucediendo en el mundo, hay muchas maneras de incluir las energías renovables a la matriz. Una puede ser la de incrementar los precios del carbón para que las fuentes no convencionales sean más competitivas. Su promoción debe tener respaldo del Gobierno a través de subsidios. 

¿Por qué son competitivas en el SIN?

Son sostenibles y amigables con el medioambiente. Es la entrada de fuentes orgánicas al sistema en la generación. A medida que va pasando el tiempo, y teniendo en cuenta el calentamiento global, estas energías competirán por sí solas.

¿Cómo se sincronizan las no convencionales en la matriz?

Las energías renovables no son suficientes para llenar la demanda de energía. Solo hay que mirar el sistema de transporte que funciona con gas. No existe una fórmula que por sí sola puedan desarrollar. Deben ser intermediarias (complementarias). Si no hay sol, no se produce la energía fotovoltaica; lo mismo ocurre con el viento. Lo que hay es una compensación. Para llenar la matriz a un 100% con fuentes no convencionales se hace a través de un back-up. Para copar la demanda se pueden utilizar otros combustibles como el gas natural. Pero no se compararía con otros energéticos como el petróleo.

¿En costo-beneficio, por qué son rentables para el SIN?

El costo más importante en cuanto a este análisis, son las consecuencias que están ocasionando al medioambiente las energías convencionales. Con respecto a lo económico, estos en su generación son bajos. Las renovables son energías limpias.

¿Colombia es atractiva para la inversión en renovables?

Es muy atractiva, Pero lo más importante es que la regulación sea la adecuada. Llama la atención la energía solar por los niveles de radiación. Lo mismo ocurre con la eólica. Colombia es una potencia que al desarrollarla podrá también exportar.

‘LAS FUENTES NO CONVENCIONALES DEPENDEN DEL DESARROLLO TECNOLÓGICO’, Lasse-Morten Vannebo, deputy Director, Norweigian Ministry of Petroleum and Energy.

¿Por qué las energías renovables deben hacer parte de la matriz?

La energía eólica y solar están creciendo rápido a costa de la plantas térmicas alrededor del mundo. Es difícil predecir si las energías renovables reemplazarán a las convencionales. El camino es largo pero, al mismo tiempo ya se pueden ver desarrollos positivos.

¿Por qué son competitivas en el SIN?

La competencia y la rentabilidad de la energía renovable dependen, entre otras cosas, del desarrollo tecnológico y de las políticas energéticas tanto en el nivel nacional, regional y global. Un ejemplo es el impuesto a las emisiones, esto hará que las energías renovables sean más competitivas.

¿Cómo se sincronizan las no convencionales en la matriz?

Las generación eléctrica desde las fuentes renovables puede alimentar las líneas de transmisión. Su inclusión no es compleja, y por el contrario ayudan a fortalecer el sistema. La eólica y la solar son dependientes de la flexibilidad de fuentes convencionales y de la hidroeléctrica. Mercados eficientes y saludables van a ser de gran importancia para mantener un buen balance en el sistema a corto y largo plazo.

¿En costo-beneficio, por qué son rentables para el SIN?

Hay una necesidad para aumentar la generación de energía eléctrica. Por esta razón, hay que buscar otras fuentes para producirla. El Gobierno de Noruega ha enfocado sus esfuerzos en fortalecer los proyectos solar y eólica, incluso este úlitmo con programas piloto offshore. Estas energías son limpias, cumplen con los Acuerdos de París.

¿En Noruega, cuáles son las energías renovables que hacen parte de la matriz de generación?

En la última década,los proyectos de energía eólica se han convertido en parte importante de la producción de energía en Noruega. Sin embargo, por ahora,es una pequeña porción del total de la generación eléctrica. Pero el número de turbinas eólicas se incrementa exponencialmente año tras año, lo que fortalece la matriz.


Warning: session_start(): Cannot start session when headers already sent in /homepages/29/d671441700/htdocs/app671504532/wp-content/plugins/unyson/framework/helpers/class-fw-session.php on line 13

Warning: session_start(): Cannot start session when headers already sent in /homepages/29/d671441700/htdocs/app671504532/wp-content/plugins/unyson/framework/helpers/class-fw-session.php on line 13

Warning: session_start(): Cannot start session when headers already sent in /homepages/29/d671441700/htdocs/app671504532/wp-content/plugins/unyson/framework/helpers/class-fw-session.php on line 13