General Motors ha presentado su estrategia para generar y utilizar como fuentes de electricidad, para sus más de 350 centros en 59 países, sólo aquellas que sean de origen 100% de energías renovables, como el viento, el sol o el biogás, para el año 2050.

«Estableciendo un objetivo del 100% de energía renovable nos ayudará a servir mejor a la sociedad y reducir nuestro impacto ambiental», ha declarado Mary Barra, presidenta y CEO de GM. «Esta búsqueda de la energía renovable beneficia a nuestros clientes y a nuestras comunidades, que podrán respirar un aire más limpio, mientras que afianzamos nuestro negocio con una inversión en energía menor y más estable».

En 2015, General Motors necesitó nueve teravatios-hora (9.000.000.000 kilovatios-hora) de electricidad para construir sus vehículos y mantener sus oficinas, centros técnicos y almacenes en todo el mundo. Para poder cumplir con este nuevo objetivo, GM se compromete a mejorar la eficiencia energética de sus operaciones durante el cambio a nuevas fuentes de energía.

A día de hoy, GM ya está manteniendo este compromiso, ahorrando 5 millones de dólares anuales con el uso de energías renovables.

El nuevo compromiso con las fuentes de energías renovables se basa en el objetivo anterior de GM de promover el uso de 125 megavatios (125.000 kilovatios) de energía renovable para 2020. La compañía espera superar este objetivo, en cuanto los dos nuevos proyectos eólicos que están en marcha en EE.UU entren en funcionamiento a finales de este año, para proveer energía a cuatro centros de producción.

«Este compromiso audaz y ambicioso de General Motors, sin duda va a captar la atención de la industria automoción mundial», asegura Amy Davidsen, directora ejecutiva para América del Norte en The Climate Group. «GM ya ha ahorrado millones de dólares mediante el uso de las energías renovables, y como cualquier negocio inteligente que sea una oportunidad de inversión, quiere hacerse con ello. Esperamos que este liderazgo, sirva de inspiración a otras empresas de fabricación industrial para hacer el cambio».

GM está también en proceso de ampliar 30 megavatios de paneles solares en dos de las instalaciones que tiene en China. Su planta de ensamblaje Puente Golden Cadillac en Shanghai, contará con 10 megavatios de energía solar en la azotea y 20 megavatios de marquesinas solares, que cubrirá 8.100 plazas de aparcamiento en el centro de la compañía en Wuhan.

Cabe recordar que la empresa cuenta ya con 22 instalaciones con paneles solares, tres centros que utilizan biogás y cuatro que pronto se beneficiarán de la energía que proviene del viento.